Por Rita Carvalho

28 septiembre 2015

¿Se puede aprender a innovar? (Mobile)

Detrás de los grandes éxitos del mundo empresarial se esconden grandes ideas. Por eso Richard Evans, director de Impact Hub, apuesta por crear un espacio de trabajo más inventivo, donde las nuevas ideas sean la norma.


¿Se puede aprender a innovar?

Ver ahora

¿Se puede aprender a innovar?

Detrás de los grandes éxitos del mundo empresarial se esconden grandes ideas. Por eso Richard Evans, director de Impact Hub, apuesta por crear un espacio de trabajo más inventivo, donde las nuevas ideas sean la norma.

En 2005, la idea de abrir un espacio de trabajo compartido pensado para gente con una idea y un portátil era algo muy radical. Sobre todo cuando ese espacio de trabajo se orienta a emprendedores sociales, un sector que el mundo de la gran empresa sigue viendo como "bichos raros", según Richard Evans.

Con un espacio limitado, los hubs han encontrado modos inteligentes de albergar varios tipos de espacio de trabajo.

Por suerte, intentar cosas inusuales es el procedimiento habitual en Impact Hub. Querían crear un laboratorio de nuevas ideas.

Richard recuerda el lanzamiento de Impact Hub King's Cross como un experimento arriesgado. "Éramos de los primeros de todo. Lo hicimos de un modo que ahora no recomendaríamos: primero construirlo y ya vendrán", afirma. Pero al principio no venían; el hub no podía pagar al personal un salario en esos primeros meses de prueba, y los emprendedores que compartían su visión eran muy escasos.

Su éxito es testigo del poder de las grandes ideas. A pesar del desastre económico que se avecinaba, el equipo apoyó la gran idea de rehacerse con un esfuerzo de marketing-guerrilla dirigido a la creciente comunidad londinense de emprendedores sociales. Su gran empeño dio un vuelco al hub y resultó vital en el desarrollo de los valores de la red.

Full width image.png

Si cambiar el mundo a través de los negocios lo saca de ti, recargar sus baterías con una pequeña siesta

"Cometimos un sinfín de errores, pero seguimos aquí, así que algo hicimos bien", reflexiona Richard. "Hoy en día la mayoría de Impact Hubs empiezan con un espacio prototipo, de bajo coste; primero construyen la comunidad. Cuando la comunidad cobra forma se trasladan a su local permanente."

"Nos ven como bichos raros"

Richard Evans

Director de Impact Hub

"La propiedad y gestión de los hubs es a nivel local. No hay ningún control piramidal, la estructura reposa en nuestra cultura, nuestros valores y nuestra meta." Esto deja espacio a los hubs para encontrar respuestas innovadoras a las necesidades y deseos de sus miembros. Así que los berlineses que viven y trabajan las 24 horas y los siete días de la semana construyeron un receptáculo-cama para recuperar sueño atrasado, mientras que los madrileños colaborativos querían paredes-pizarra donde intercambiar y esbozar ideas.

Superficialmente, puede parecer próximo a la cultura de Silicon Valley y sus excéntricos diseños de interior. Pero si bien los toboganes entre plantas o las salas de descanso de AstroTurfed dan a estas oficinas de la costa oeste una apariencia creativa, a menudo no priorizan la funcionalidad. En Impact Hub, lo que no resulta útil es una pérdida de valioso espacio.

Form and function

Forma y funcionalidad se combinan en el diseño de los hubs.

Por eso en King's Cross hay "sillas oreja" diseñadas para aislar del barullo y que la gente pueda llamar por teléfono. Están geniales y, sobre todo, evitan la necesidad de cabinas aislantes que ocuparían más espacio. Y es también lo que llevó en Madrid a su colorida solución para dominar una acústica complicada: colgar del techo retales cortados de la ropa vieja de sus usuarios. Apropiarse de la idea de oficina implica que cada hub está hecho a medida y cada característica de diseño inteligente hace que el espacio sea más provechoso.

Impact Hub Madrid's improvised soundproofing

La insonorización improvisada con ropa vieja de los miembros da un toque de color al hub de Madrid.

Richard cree que las grandes empresas podrían beneficiarse de este enfoque. Pero "no se llevan bien con la innovación". Un cambio en la visión podría ser clave para renovar la oficina tradicional: "Si piensan en cómo puedes crear un ambiente donde la gente tenga libertad para ser ella misma, podrían aproximarse a lo que nosotros tenemos..."

Y eso tiene una gran ventaja si quieres estimular la creatividad, aumentar la productividad y que la gente se comprometa. "Hace que se disfrute más la vida laboral; es un lugar divertido donde pasar el rato."

¿Has visto alguna solución genial en alguna oficina? Comparte tu favorita en los comentarios.