Trabajo, vida y equilibrio. ¿Existe realmente?

20 julio 2016

6 min read

Dado que la tecnología móvil ha transformado la oficina moderna en una máquina que funciona las 24 horas del día, ¿es posible mantener un verdadero equilibrio entre el trabajo y la vida personal?

Trabajo, vida y equilibrio. ¿Existe realmente? (Desktop)

Voy a limpiar la bandeja de entrada para no tener nada mañana por la mañana. ¿A qué le suena? Es algo que todos hemos hecho los domingos por la tarde cuando deberíamos estar descansando, o incluso alguna que otra noche entre semana.

Impulsado por los avances en la tecnología móvil y la nube, el trabajo remoto ha vuelto borrosa la línea entre el tiempo de trabajo y el tiempo de descanso. Cuando nos llegan mensajes de correo electrónico a todas horas, incluso por la noche, es complicado decidir cuándo es el momento de dejar de trabajar. Esto puede provocar que nos carguemos demasiado de trabajo y que nos cueste desconectar.

Cuando el trabajo y la vida privada se funden, aumenta el riesgo de sufrir estrés. Un estudio del gobierno británico ha revelado que las mujeres se estresan bastante más que los hombres, especialmente aquellas en los intervalos de edad de 25-34 y 35-44 años.

Las pequeñas empresas de menos de 50 empleados presentaron 910 casos de estrés laboral por cada 100.000 personas empleadas. Las empresas medianas (50-249) presentaron 1280 casos, y las grandes empresas (más de 250) 1550 casos.

Las ausencias relacionadas con el estrés, la depresión y la ansiedad representaron 15,2 millones de días perdidos de empleo en 2013, en comparación con los 11,8 millones de 2010. En Alemania, el 14 % de los días de trabajo perdidos se debieron a trastornos psicológicos, como el agotamiento. Esta cifra ha aumentado un 50% en 12 años.
En Francia, donde más de tres millones de trabajadores se encuentran en alto riesgo de sufrir agotamiento laboral, el gobierno está actuando y pretende prohibir los mensajes de correo electrónico fuera del horario de trabajo.
Los empleados abandonan físicamente la oficina, pero no abandonan su trabajo… Los mensajes y los correos invaden la vida de la persona hasta el punto de que acaba derrumbándose. Comentario del diputado socialista Benoit Hamon.
Para poder establecer un equilibrio saludable entre la vida personal y el trabajo se necesita una combinación de buena tecnología y la voluntad de facilitar la experiencia en la medida de lo posible.

Cómo pueden las empresas promover un equilibrio saludable entre la vida personal y el trabajo

Reconocer la existencia del estrés laboral sería un primer paso fundamental. Elaborar políticas destinadas a concienciar sobre el estrés laboral y promoverlas en el lugar de trabajo, además de establecer las medidas a tomar si algún empleado lo sufre.

En una encuesta de Sage, los propietarios de las empresas establecieron los siguientes porcentajes en orden de importancia para tener un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida personal:

  • Flexibilidad en el trabajo: 43%
  • La cultura correcta: 40%
  • Tecnología: 7%
  • Actitud: 4%
  • Buen personal: 3%

No es de extrañar que la flexibilidad en el trabajo y la tecnología aparezcan entre los tres primeros, ya que ambos elementos están muy relacionados. Resulta imposible tener una experiencia fluida entre la oficina y el hogar si la tecnología empleada no nos sirve para la manera en la que necesitamos trabajar.

Es decir, que el modo en el que trabajamos actualmente no es orgánico ni intuitivo. Como empleados, solo podemos trabajar del modo en que nos permiten nuestras herramientas. Al tener que adaptarnos nosotros a la tecnología, en lugar de al contrario, el potencial de una plantilla se ve muy limitado. Cuando todas las tareas se vuelven más lentas, más complicadas y frustrantes, y las jornadas de trabajo se prolongan, suben los niveles de estrés y baja la productividad.

Los beneficios para la productividad de trabajar de manera remota se ven anulados por una tecnología poco eficiente que entorpece en lugar de ayudar. Independientemente de que trabajemos desde casa, la oficina de un cliente o una cafetería, si utilizamos una tecnología que no está adaptada a esta nueva manera flexible de trabajar, la experiencia se verá mermada.

    • Ofrecer un trabajo remoto flexible

      Si le damos a alguien flexibilidad para trabajar a su manera, ya sea compaginando sus tareas con los compromisos familiares o evitando tediosos desplazamientos a diario, le estaremos dando un balón de oxígeno y podremos aliviar de inmediato un estrés y una presión innecesarios.

      En BT, la flexibilidad en el trabajo es la norma habitual. Siete de cada diez personas trabajan ya de manera flexible, y casi el 10 % lo hacen desde casa. Esto le ha ahorrado a la empresa millones al aumentar la productividad y reducir los costes. También ha servido para motivar a nuestros empleados y obtener un mayor potencial. Declaraciones de Sir Christopher Bland, Presidente del grupo BT. Los datos que respaldan estas declaraciones son impresionantes:

      • Los empleados de BT que trabajan desde casa cogen un 63% menos de bajas por enfermedad que sus compañeros de la oficina
      • El índice de retención tras las bajas por maternidad es del 99%
      • El índice de absentismo laboral ha bajado un 63% y es un 20% más bajo que la media del Reino Unido

Si el hecho de llevar a los niños al colegio provoca que un padre o una madre lleguen tarde y estresados cada mañana, ¿por qué no retrasar su hora de llegada 30 minutos? Estas pequeñas cosas pueden alegrarle el día a una persona y aumentar su productividad y lealtad.

Un estudio de IDC ha revelado una correlación directa entre la flexibilidad en el trabajo y la felicidad. Los encuestados de los países nórdicos (88%), Austria (84%) y España (81%) –países con un alto índice de flexibilidad en el trabajo– obtuvieron las puntuaciones más altas en cuanto a felicidad.

    • Fomentar una cultura de apertura

En el lugar de trabajo de hoy, el estrés que provocan los presupuestos ajustados y los plazos aún más cortos hacen que los empleados sientan la necesidad de que sus superiores los entiendan y apoyen. El hecho de reconocer que puede haber una mayor presión ayudará a las personas a expresarse y evitará que se sientan poco apoyadas, sobrepasadas y frustradas con la infraestructura y otros problemas.

Una vez que se advierte lo que provoca estrés a las personas, como procesos innecesariamente complicados o tecnología desfasada, podrán tomarse medidas para fortalecer la empresa. Trabajar remotamente con una tecnología inadecuada puede hacer que el empleado se sienta en un exilio digital. Por ejemplo, el 32 % de los empleados de la región EMEA que respondieron a esta encuesta de Ensa afirmaron que trabajar de manera remota reduce su acceso a la información de la empresa y su implicación en las actividades del equipo.

Disponer de una conexión constante y fiable que permita a los miembros del equipo comunicarse a través de mensajería instantánea o chats de vídeo puede contribuir a forjar relaciones laborales que les hagan sentir valorados e incluidos en una experiencia fluida.

Pero esto solo es posible con la tecnología adecuada. Si se tarda 20 minutos en conectar a un servidor remoto y las aplicaciones corporativas o los dispositivos móviles de la empresa no funcionan, los empleados dedicarán su tiempo a hablar con TI en lugar de colaborar e innovar con productos y procesos.

Un estudio de Salesforce reveló que el 95% de los ejecutivos citaban la falta de colaboración y una comunicación ineficiente como causas principales de los fallos en el lugar de trabajo.

    • Salvar a buenos empleados de una mala tecnología

Pese a los esfuerzos y las iniciativas de una empresa, en ocasiones las personas se resignan a una situación y no creen que se pueda cambiar.

Habrá que dar formación a los responsables para que detecten el estrés, las frustraciones y los efectos de un mal equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Si todo un equipo no consigue comunicarse en tiempo real porque las aplicaciones pierden constantemente la conexión, deberá notificarse a los superiores un problema con la infraestructura.

Esto podrá derivar en felicidad personal y en el éxito de los proyectos futuros: El 97% de los empleados considera que la falta de compenetración dentro de un equipo puede influir en el éxito de las tareas y los proyectos.

Respalde esta información con encuestas de satisfacción de personal y utilice los resultados para conocer qué es lo que preocupa a los empleados, qué es lo que les gusta de trabajar para su empresa y explotar este aspecto.

Imprimir
Aprende más HP Elite x3