Principales preocupaciones de los CEO de cara al 2017

13 enero 2017

5 min read

¿Cuáles son las principales preocupaciones de los CEO globales de cara a 2017 y qué puede hacer al respecto su departamento de IT?

Principales preocupaciones de los CEO de cara al 2017 (Desktop)

¿Cuál será la práctica empresarial habitual en 2017? Las cosas cambian tan rápido que parece imposible que se pueda hacer lo suficiente para mantener todo en marcha, pensar con calma qué estrategias aplicar y descubrir nuevas formas de innovar.
“Las empresas y los países tendrán que enfrentarse a un entorno de constantes cambios y ser capaces de adaptarse a ellos a un ritmo cada vez más rápido”, explica John Chambers, presidente ejecutivo del consejo de Cisco Systems, Inc., en Estados Unidos.

“La velocidad se está convirtiendo en el mayor desafío en el mundo empresarial”. Tobias Wilhelm

La rapidez de adaptación y qué hace para llevarla a cabo es una cuestión que preocupa en gran medida a los CEO de todo el mundo. La irrupción de la tecnología digital puede desencadenar lo mejor y lo peor en las empresas, todo depende de cómo reaccione ante ella. Según Jennifer Morgan, presidenta de SAP North America Inc., las cosas “nunca han ido tan rápido y nunca volverán a ir tan despacio”.

"La velocidad se está convirtiendo en el mayor desafío en el mundo empresarial, ya se trate de la puesta en marcha de ideas, de cambios en el mercado y del comportamiento de los consumidores o del ciclo de 24 horas en las noticias y las redes sociales", afirma Tobias Wilhelm, instructor y asesor empresarial, que añade: "Los que son rápidos en su respuesta tienen más posibilidades de crecer y tener éxito de forma exponencial".

Así pues, si la velocidad es el aspecto primordial, y la irrupción digital influye de forma determinante en esa velocidad, ¿qué pueden hacer los departamentos de IT para superar este desafío?

La IT como eje central de la empresa

Las expectativas puestas en la  IT han cambiado. Actualmente, los departamentos de IT  asumen cada vez más responsabilidades para hacer posible el crecimiento y adaptarse a las exigencias de las empresas en un mercado más amplio. Un aspecto clave para los CEO consiste en encontrar un equilibrio entre las funciones cambiantes (y, a menudo, los requisitos sin definir) del departamento de IT  y la capacidad de mantener el servicio con "normalidad" (es decir, una infraestructura estable con usuarios satisfechos).

Adaptar este departamento a la empresa es esencial para generar un cambio positivo que suponga un verdadero valor añadido. Según el informe sobre CEO a nivel global de 2016 elaborado por KPMG, el 41"% de los directores generales prevé que su empresa cambiará de forma significativa en los próximos tres años. En 2015, esta cifra era de solo el 29"%. Este mismo estudio puso de manifiesto que el 72 % de los CEO cree que los próximos tres años desempeñarán un papel más decisivo en su sector que los últimos 50 años.

“El 72 ;% de los CEO cree que los próximos tres años desempeñarán un papel más decisivo en su sector que los últimos 50 años”.

El ámbito de la  IT se ha ampliado y abarca la mayor parte de los procesos empresariales, con lo que la velocidad a la que se pueden implementar los procesos nuevos o introducir los productos en el mercado es crucial para el éxito de las empresas. Las actualizaciones lentas y los tiempos de espera prolongados a la hora de reemplazar el hardware son la pesadilla tanto de los clientes como de los equipos de  IT.

"La tecnología lo está cambiando todo", afirma Fedele Bauccio, CEO de Bon Appétit Management Company. "Desde las entregas a domicilio hasta los pagos a través de dispositivos móviles, pasando por el desarrollo de alimentos de próxima generación, la tecnología está presente en todo."

Así pues, cuando los CEO reflexionan sobre el papel de la IT , no solo piensan en servidores, pantallas y espacio de almacenamiento, sino también en ingresos, cuotas de mercado y nuevas oportunidades de negocio.

La innovación parece un término de moda, casi siempre utilizado para mostrar disposición a plantearse nuevas formas de hacer las cosas en lugar de intentar implementarlas realmente. Se da por hecho que todos los CEO desean innovar para mejorar sus empresas. Sin embargo, el problema radica en encontrar la mejor manera de emplear el departamento de  IT para hacer posibles estos cambios.

¿Te sigue preocupando la seguridad? Como a todo el mundo

El 72 % de los CEO no se siente completamente preparado para un incidente cibernético. Estadísticas como esta ponen de manifiesto por qué la seguridad y la privacidad han sido una de las principales inquietudes de las empresas durante años. Los datos ya no se reducen a las copias de seguridad y a una conexión de acceso telefónico, sino que se distribuyen en la nube, entre los dispositivos de los empleados y a millones de otros lugares. La economía se está digitalizando, lo que significa que la moneda se reduce a datos: los registros de los clientes son datos, las tiendas son datos, la entrega de productos se representa con datos. Si el 99 % de las empresas se reduce a datos basados en la nube, ¿cómo no va a ser un aspecto de máxima importancia?

“Si el 99 % de las empresas se reduce a datos basados en la nube, ¿cómo no va a ser la seguridad un aspecto de máxima importancia?”.

Invertir en la tecnología más reciente, actualizar con regularidad el software y formar a los empleados son aspectos esenciales para garantizar la seguridad de los datos. Lo más complicado es convencer a su director financiero para que asigne el capital necesario para hacerlo.

Cuestión de dinero

La reducción de los costes de  IT y el control de los gastos nunca dejará de ser motivo de preocupación. Adoptar una visión estratégica del negocio permite a los CEO utilizar la  IT para ganar en eficiencia, rapidez y seguridad. La nube sigue permitiendo la compra y el uso rentables de todo tipo de productos y servicios, desde dispositivos hasta aplicaciones, pasando por sistemas de almacenamiento.

La automatización y la gestión remota son otras formas de mejorar la rentabilidad: cuando todo, desde actualizaciones de software hasta servicios de mantenimiento, se externaliza o gestiona de forma remota, los equipos de  IT pueden volver a centrarse en el negocio y empezar a aportar otro tipo de valor.

Este tipo de adquisición orientada a los servicios añade un nuevo nivel de capacidad de previsión financiera en los presupuestos. Tener claro que una cantidad definida debe salir a la venta en una fecha concreta sirve para organizar y mejorar incluso las empresas más grandes y caóticas. Lo mejor de todo es que comprar de esta forma se puede equiparar a la velocidad con la que se producen cambios en el mercado.

¿Deseas poner en primer lugar la estrategia? Descubre cómo puede optimizar su oferta de  IT aquí.
También puede consultar el resto de artículos de BusinessNow.

Cyber Security eBook