Novedades en las tecnologías de los portátiles para 2016

10 marzo 2015

5 min read

  Intel ha confirmado que su próxima plataforma de procesamiento Skylake estará disponible a partir del segundo semestre de 2015 y tendrá equipos en el mercado a comienzos del año próximo, constituyéndose así en la base de productos como portátiles en el 2016.

Novedades en las tecnologías de los portátiles para 2016 (Desktop)

Intel ha confirmado que su próxima plataforma de procesamiento Skylake estará disponible a partir del segundo semestre de 2015 y tendrá equipos en el mercado a comienzos del año próximo, constituyéndose así en la base de productos como portátiles en el 2016.

El mercado de ordenadores portátiles, con los ultrabooks y convertibles como punta de lanza, serán claves en la recuperación del mercado PC iniciada en los últimos trimestres y que debe consolidarse a partir de este año. Mayor versatilidad gracias a los formatos híbridos/convertibles 2 en 1; mayor autonomía; menor grosor y peso; mayores resoluciones de pantalla; mayor conectividad y mayor seguridad son mejoras que ya estamos viendo en los nuevos equipos y que se consolidarán en 2016, con base en nuevas tecnologías que hoy repasamos.

Skylake

Será la sexta generación de procesadores Core correspondiendo a una microarquitectura “Tock” en un modelo “Tick-Tock” adoptado por el fabricante de chips desde 2007. Estarán fabricados en procesos tecnológicos de 14 nanómetros, lo que permitirá seguir rebajando el tamaño, consumo y coste de fabricación de chips. Avances en procesamiento de CPU y en rendimiento gráfico, mayor autonomía o nueva versión 3.2 del conjunto de extensiones vectoriales avanzadas (AVX), serán puntos clave de la plataforma. También relevante el nuevo chipset serie 100 que acompañará a los Broadwell y que dotará de soporte a un buen número de nuevas tecnologías.

Memorias LPDDR4

Skylike será la primera plataforma de Intel que soportará la nueva versión del estándar de memoria LPDDR4, destinada a dispositivos de movilidad (desde smartphones a los grandes portátiles). Aprobado el pasado verano por la organización para la estandarización de la ingeniería y desarrollo de tecnologías basadas en semiconductores, JEDEC, entre sus mejoras, destacan el ratio de operaciones I/O que serán capaces de realizar, hasta 4266 MT/s, el doble que la versión actual LPDDR3. Incluye una arquitectura completamente nueva que contempla una matriz de dos canales de 16 bits frente al canal simple de LPDDR3 y el voltaje de operaciones también se ha reducido hasta 1,1 voltios.

Thunderbolt 3

Será la próxima versión del conector de alta velocidad para interconexión de equipos y dispositivos propuesto por Intel. Una tecnología de entrada/salida basada en la fotónica del silicio pero bajo comunicación óptica, que aporta mayor capacidad y velocidad y que es probable se convierta en estándar en próximas generaciones de ultrabooks. Lo más destacado del Intel Thunderbolt 3 será el aumento de ancho de banda teórico, multiplicando por dos lo que ofrece Thunderbolt 2 para permitir velocidades de hasta 40 Gbps, lo que permitirá alimentar, por ejemplo, dos monitores Ultra HD con resolución 4K simultáneamente. La nueva especificación será compatible con configuraciones de doble y simple puerto y permitirá a los usuarios mover datos desde soportes DisplayPort 1.2, PCIe de tercera generación, HDMI 2 y USB 3.0.

USB 3.1 y nuevo conector Type-C

Junto a Thunderbolt, el nuevo estándar del puerto de conexión de periféricos USB 3.1 será una de las tecnologías destacadas en materia de conectividad para los portátiles de 2016. Su característica principal será un gran aumento de rendimiento con ancho de banda de hasta 10 Gbps. Tan importante como la velocidad, será la adopción del nuevo conector Type-C, que tiene la misión de ofrecer un sistema de conexión realmente universal y multipropósito además de reversible, funcionando en cualquier posición lo que ahorrará muchos problemas técnicos relacionados con puertos y conectores que se estropean al ser forzados.

WiGig

En el objetivo de lograr descartar los cables en los Ultrabook de 2016, Intel soportará el estándar inalámbrico WiGig (IEEE 802.11ad) añadiendo un módulo completo Wi-Fi + Bluetooth que promete velocidades de transferencia de datos de hasta 7 Gbits/s sin necesidad de cables.WiGig tiene potencial para reemplazar salidas de vídeo como HDMI y Display Port, además de conectar periféricos como ratones y teclados.

M.2 y NGFF

Una vez superada la era de los discos duros en dispositivos de movilidad, las soluciones de almacenamiento basadas en estado sólido se van a consolidar como estándar absoluto en informática móvil. Más allá de las SSDs típicas de 2,5 pulgadas conectadas al puerto SATA se van a imponer los nuevos formatos M.2 basados en SATA o PCI y también el NGFF (next generation form-factor), lo más pequeño del mercado, con interfaz PCI-Express x2 o x4 y con soporte para instalar bancos de memoria a doble cara con opción de RAID. Por fin, el almacenamiento masivo no será el cuello de botella de un equipo informático.

Sensores biométricos

La preocupación por los ciberataques está impulsando nuevas maneras de autenticación para identificación del usuario en el acceso al equipo o a servicios de Internet especialmente los destinados a banca on-line o comercio electrónico. HP ya ofrece en un buen número de portátiles un sensor de huellas dactilares para mejorar la seguridad. Las mejoras en esta materia serán una constante en los portátiles en 2016 porque ya se ensaña con nuevos métodos de autenticación. El primer objetivo es acabar con las típicas contraseñas; un método altamente inseguro e intrínsecamente difícil para los humanos ya que hay que crear, recordar y administrar contraseñas largas y complejas.

PCI Express 4.0

Otra de las grandes novedades será el soporte para la cuarta generación del estándar PCIe 4.0, usada especialmente por los fabricantes de tarjetas gráficas dedicadas. Entre sus mejoras encontramos el menor tamaño físico del bus y especialmente su rendimiento. Al tiempo que disminuye la latencia, el número de canales por el que pasa la señal aumentará y con ello el rendimiento, para un ancho de banda mínimo de 16 Gigatransferencias por segundo (el doble que PCIe 3.0). Será retrocompatible con anteriores generaciones y estará disponible para cualquier sistema informático, desde tablets a servidores.

4G y LTE

Con el objetivo de ofrecer conexión permanente a Internet más allá de las conexiones Wi-Fi y a la espera de la llegada a final de la década del 5G, las redes de banda ancha móvil de cuarta generación aumentarán su uso en el mercado de ordenadores portátiles al menos como un componente opcional. Una característica especialmente indicada en movilidad profesional, que incluso ofrecen fabricantes como HP de manera gratuita con el HP DataPass.

Imprimir