Diez consejos para aumentar la autonomía de tu dispositivo móvil profesional

15 diciembre 2015

2 min read

La autonomía es una de las características más valoradas por un usuario de negocios que tiene en su dispositivo móvil -sea smartphone, tablet o 2 en 1- una herramienta esencial para toda una jornada de trabajo, en la que no siempre está disponible una conexión a la red eléctrica.

Diez consejos para aumentar la autonomía de tu dispositivo móvil profesional (Desktop)

La reducción del consumo de los componentes como la última plataforma de procesamiento de Intel, las unidades de estado sólido para almacenamiento, la mejora de la gestión energética y los modos de bajo consumo de los últimos sistemas operativos como Windows 10, y el aumento de la capacidad y eficiencia de las baterías, están consiguiendo cumplir el sueño de lograr una “autonomía para todo el día” sin necesidad de transportar baterías adicionales.

Sin embargo, el aumento de potencia, tamaño, resolución y conectividad de los tablets y 2 en 1 profesionales más avanzados, aconseja al profesional de la movilidad adoptar una serie de medidas para aumentar la autonomía y al menos tener el dispositivo móvil disponible para toda una jornada de trabajo.

Unas medidas sencillas de realizar y que además de autonomía, pueden ayudarnos a mejorar la eficiencia de la batería y prolongar la vida de la misma. Algunas recomendaciones a observar son:

  1. Ajusta el brillo de la pantalla.

    Las pantallas multitáctiles (cada vez más grandes y con superior resolución) son el componente que más consume en una tableta electrónica. Ajustar su brillo a las necesidades puede marcar la diferencia en términos de autonomía.

  2. Reduce la temperatura.

    Los cambios de temperatura es uno de los aspectos más perjudiciales para la batería de cualquier dispositivo móvil. Evita usar el equipo con temperaturas extremas altas y bajas siempre que sea posible, teniendo en cuenta que el funcionamiento ideal se calcula en 22 grados.

  3. Desactiva el GPS.

    Si no lo necesitas, desactiva el módulo del sistema de posicionamiento global y también las aplicaciones que hacen uso de los servicios de localización hasta que vayas a utilizarlos.

  4. Utiliza el modo ‘avión’.

    Será difícil que un profesional de la movilidad no necesite estar conectado pero en determinadas ocasiones deshabilitar funciones inalámbricas del tablet como Wi-Fi o el acceso a la banda ancha móvil te ofrecerá un interesante plus de autonomía.

  5. Desactiva automatismos.

    Al igual que en el apartado anterior, cuando no lo necesites, desactiva las notificaciones o sincronización automática de aplicaciones siempre que sea posible, aumentando el intervalo de actualización u obteniéndolas de forma manual.

  6. Selecciona instalaciones.

    Los widgets y fondos de pantalla animados son muy habituales en dispositivos de movilidad de consumo pero son menos necesarios para un profesional. Selecciona su instalación y uso porque son grandes drenadores de la batería.

  7. Bloquea la pantalla.

    Como decíamos, la pantalla es -por mucho- el componente que más consume en este tipo de dispositivos. Bloquéala siempre que no la estés utilizando ajustando al mínimo el tiempo de suspensión por inactividad.

  8. Pausa servicios de copia de seguridad o nube.

    Son tareas muy importantes para un profesional y conviene pensar cuando podemos prescindir de ellas, pero su desactivación temporal puede liberarnos de algo de batería.

  9. Desactiva Bluetooth.

    Otro módulo de radio que utilizamos menos del tiempo que lo tenemos conectado y que conviene desactivar por defecto si queremos ahorrar aún más batería.

  10. Cuida la recarga.

    Cada ciclo de recarga desgasta la batería un poco, y es mejor ir descargándola de a poco que hacerlo por completo. Además, apaga el tablet mientras se carga. La “carga parasitaria” del dispositivo puede afectar a su capacidad para detectar una carga completa y posiblemente sobrecargue la batería o cause mini-ciclos.

Imprimir