3 maneras de realizar eficazmente una selección de personal

5 octubre 2015

3 min read

¿Alguna vez has deseado que tu empresa tuviera más tirón?

3 maneras de realizar eficazmente una selección de personal (Desktop)

Parece que lo estás haciendo todo bien: productos de primera calidad, clientes satisfechos y un balance positivo. Sin embargo, te falta ese aire innovador que derrochan algunas marcas. Ya sabes a lo que nos referimos: esa fuente inagotable de ideas que brota sin fin y que fascina a los clientes.

Ser una empresa con encanto empieza por la selección de personal: tus empleados, posiblemente el activo menos explotado de la empresa.

Estos son algunos consejos para empresas ambiciosas que quieren dar un salto y liberar el poder oculto de su equipo para lograr un crecimiento feroz.

  1. Fomenta la evaluación

    El primer paso hacia la creación de un equipo de alto rendimiento es conocer los valores del equipo. Se requiere una evaluación libre de censura del personal a bordo.

    Incluye en este proceso a tus principales administradores y supervisores (en el caso de pequeñas empresas en expansión, a los empleados indefinidos también). Lleva a los principales miembros del equipo fuera de las paredes de la empresa a un "lugar seguro", un lugar donde las paredes no escuchen o un entorno alejado del trabajo diario, y entabla un diálogo abierto y sincero sobre las fortalezas y los puntos débiles del equipo. No hay respuestas correctas o incorrectas y todos pueden participar.

    Luego, examina las formas en las que pueden contribuir más allá de sus roles de trabajo actuales. Considera sus aficiones, el historial de sugerencias para mejorar la empresa y lo que otros empleados opinan de ellos.

    El objetivo es enumerar las fortalezas y los puntos débiles de cada empleado para ayudarte a crear un equipo sólido y explorar nuevas oportunidades de negocio. Plus: las nuevas tareas también pueden renovar el ambiente de trabajo y motivar a los trabajadores.

    Puntos importantes a considerar en la evaluación:

    •Fortalezas
    •Puntos débiles
    •Talentos sin explotar
  2. Mezcla bien el equipo

    La composición del equipo es el siguiente paso para asegurarte de que cada empleado está desarrollando su máximo potencial. Cada equipo de la empresa debería estar formado por personas que cuestionen sus decisiones para fomentar la crítica constructiva.

    Crear un equipo de alto rendimiento es tan simple como cambiar los turnos de los empleados en un entorno comercial para aliviar tensiones o inspirar nuevas conversaciones. En ambientes de trabajo sin turnos, puede ser tan sencillo como cambiar los ambientes de trabajo para dar cabida a las necesidades de cada empleado.

    Sea lo que sea lo que necesites, deja que tus equipos tomen las riendas. Una vez que aciertes con la combinación adecuada de talento, afinidad personal y funciones, pregúntales qué necesitan para ser más productivos y creativos.

    Puntos importantes a considerar en la evaluación:

    •¿Necesitas reasignar al personal con un talento especial para que exploten las habilidades de los demás?
    •¿Necesitas reconfigurar los entornos de trabajo para aumentar el rendimiento y cambiar la composición del equipo?
    •¿Has creado un sistema de feedback para garantizar que cada equipo dispone de los recursos necesarios para alcanzar sus objetivos?

  3. Desata la creatividad

    Los entornos de trabajo tradicionales establecen una jerarquía. Esta jerarquía, beneficiosa para el flujo de trabajo y la gestión de objetivos, puede ser contraproducente para la creatividad. El análisis de habilidades y la creación de equipos de talentos serán en vano si olvidas la cultura de la creatividad.

    Las grandes ideas para mejorar pueden surgir en cualquier lugar. La recepcionista es consciente de aspectos del trabajo diario que el director general no podría ver y viceversa. Asegúrate de que tus equipos de talentos trabajan con un sistema de lluvia de ideas que fomente la participación de todos los miembros. Eso significa evitar comentarios del tipo "¡eso es una estupidez!" o "ese no es tu trabajo". En lugar de ello, recoge ideas sin someterlas a valoración (incluso a ciegas, sin que vayan ligadas a su fuente). Hecho esto, puedes empezar a depurarlas.

    Puntos importantes a considerar en la evaluación:

    •¿Has creado un sistema corporativo para obtener feedback/sugerencias de forma anónima?
    •¿Saben tus empleados que sus ideas se valoran y se escuchan?
    •¿Qué podemos mejorar en nuestros procesos de equipo para un proceso de presentación de ideas objetivo?

    Mediante la creación de un ambiente en el que los empleados trabajen en lo que les apasiona, junto a personas a las que respetan, y con la posibilidad de compartir nuevas ideas en una sala llena de mentes receptivas, estás creando un espacio para que los talentos se unan.

    Ahora sí que tienes un equipo imparable.

¿Tiene preguntas acerca de las ofertas de HP?