Tres claves para elegir un portátil profesional

18 julio 2017

3 min read

A la hora de elegir un portátil profesional debemos tener en cuenta muchas variables antes de tomar una decisión. La principal es determinar qué hardware concreto necesitamos para que podamos trabajar con el conjunto de herramientas que requiere nuestra empresa o actividad profesional.

Tres claves para elegir un portátil profesional (Desktop)

Obviamente, un portátil profesional no tiene que cubrir las mismas necesidades en un despacho de abogados que trabaja sobre todo con aplicaciones ligeras de ofimática y navegadores web que en una empresa dedicada al diseño gráfico, que utiliza aplicaciones que demanda gran potencia de procesado.

También debemos tener en cuenta el sistema operativo integrado, ya que de él dependen aspectos tan importantes como el ecosistema de aplicaciones soportadas; y el tamaño y la resolución de pantalla, otro elemento fundamental que determina en gran medida la comodidad a la hora de trabajar.

Podría parecer que terminamos aquí los puntos clave a considerar antes de elegir un portátil profesional, pero en realidad hay otros tres aspectos menos comentados, pero de gran importancia, que los decisores de compra deberían tener en cuenta antes de elegir un equipo.

 

1.Seguridad integrada

 

Los portátiles profesionales se utilizan en la red de una empresa y con ellos se manejan diferentes tipos de archivos y documentos que pueden contener información sensible, tanto de nuestros clientes como de nuestra propia empresa.

 

Protección del dispositivo: tanto a nivel de hardware como de software. En este sentido los portátiles profesionales de HP cuentan con sistemas muy eficaces, como HP Sure Start Gen3 y HP Sure Click, que estará disponible próximamente de forma gratuita.

 

Protección contra suplantación de identidad: la identificación del usuario es clave para conseguir un uso seguro de los equipos profesionales. Con herramientas como HP Multi-Factor Authenticate podemos establecer sistemas de autenticación biométrica o a través de códigos PIN. Otras soluciones como HP Client Security Suite Gen3 ayuda a mantener los archivos protegidos frente a accesos no autorizados.

 

Protección de los datos: para evitar que la información sensible pueda caer en malas manos. HP protege sus equipos profesionales con soluciones como HP Sure View, que acaba con el sistema de espionaje "más viejo del mundo", y HP Secure Erase, que ofrece un borrado de datos totalmente seguro.

 

2.Autonomía

 

La vida útil de la batería es otro de los elementos que aporta un valor a un equipo profesional, sobre todo ahora que la movilidad y el puesto de trabajo "sin cables" se han convertido en una tendencia clara en las empresas.

Si un portátil no ofrece una autonomía acorde a nuestras necesidades lo más probable es que no podamos terminar nuestra jornada de trabajo con una única carga de batería.

Esto puede tener dos consecuencias que dependen en gran medida de la situación en la que nos encontremos. Si no podemos ponernos a cargar el portátil y estábamos haciendo un trabajo importante no podremos continuar, con todo lo que ello puede suponer si el mismo era urgente.

HP ha tenido esto muy en cuenta, y por ello equipos profesionales como el HP EliteBook 820 G4 ofrecen una autonomía de hasta 14 horas y 45 minutos por cada carga completa de batería.

 

3.Peso y calidad de acabados

 

El peso del equipo está íntimamente relacionado con sus posibilidades como dispositivo móvil. Si hace años se consideraba que un equipo por debajo de los 1,5 kilogramos era ligero, ahora el listón ha bajado mucho, y se exige que ronden o sean inferiores al kilogramo.

La calidad de acabados también influye en el peso del equipo, pero también en la durabilidad y resistencia del mismo. Así un portátil profesional fabricado en aluminio ofrecerá un peso menor y una mayor resistencia que otro fabricado con materiales de menor calidad.

Esto se traduce, en definitiva, en una mayor vida útil. El HP EliteBook 820 G4 vuelve a ser un excelente ejemplo en este punto, ya que tiene un peso de 1,26 kilogramos y cuenta con un chasis construido en aluminio y magnesio.